.Basketspirit.com Tienda on-line especialista en baloncesto. Camisetas, zapatillas, balones, libros, complementos

Comparte este contenido en twitter:

 

Don Haskins: Un artesano en la era industrial del baloncesto

Puntuación: 
4

DON HASKINS: UN ARTESANO EN LA ERA INDUSTRIAL DEL BALONCESTO
Cuando el 7 de septiembre fallecía el entrenador norteamericano Don Haskins desaparecía un técnico de la vieja escuela, un profesional dedicado y tenaz y un pionero de los derechos sociales de los afroamericanos.

..

Don Haskins había nacido en 1930 en Enid, Oklahoma, hijo de un conductor de camión. En su etapa de jugador de baloncesto no destacó, si bien tuvo la oportunidad de ser entrenado por el mítico Henry "Hank" Iba en la Universidad estatal de Oklahoma (entonces llamada Agricultural & Mechanical College o A&M), experiencia que le marcaría, al ponerle en contacto con un sistema basado en la ética del trabajo y la disciplina. La gloria le llegaría como entrenador.

Con veintitrés años se convirtió en técnico cuando el equipo en el que jugaba, el Artesia Travelers de Nuevo México, se disolvió y se vio sin nada en perspectiva. Su mujer le sugirió que se hiciera entrenador. Se mudaron a un pueblo pequeño, llamado Benjamin, de 240 habitantes para que Don entrenara al equipo local. Una vez allí se puso a la tarea con su intensidad característica, y aplicando el rigor que reinaba en la Universidad de Oklahoma. La dureza y la disciplina que aplicó a su equipo pronto le ganaron fama de buen entrenador y recibió una oferta para entrenar a un equipo de basket femenino en Henley, Texas.

Durante los cuatro años que permaneció allí logró conformar una escuadra dura, con una defensa asfixiante. En un partido de su equipo, uno de los responsables del departamento de deportes de la Universidad de Western Texas le vio y quedó impresionado con su intensidad, de forma que le ofrecieron el puesto de entrenador principal de aquella pequeña universidad, rebautizada más tarde como Universidad de Texas El Paso, o UTEP.

Ocupar el cargo de entrenador en la Texas el Paso en 1961 supuso un gran avance para Hoskins, ya que le permitía jugar en la primera división. Sin embargo, las condiciones en el pequeño campus de los Miners de Texas eran duras: un sueldo modesto, un presupuesto que no daba ni para fichar y una cierta desconfianza hacia los nuevos métodos del recién llegado. En la década de los sesenta existían importantes movimientos antisegregación racial pero el panorama en los equipos del sur de Estados Unidos era discriminatorio, hasta el punto de que los afroamericanos eran convocados sólo de forma excepcional. Ahí estaba Don Haskins, en el pequeño campus de una pequeña universidad del desértico Texas, recién instalado en el pisito de la residencia de estudiantes con su mujer y sus hijos pequeños, dispuesto a dejarse la piel para formar un equipo vencedor. Haskins, bautizado como El Oso por Eddie Mullins, director de deportes de El Paso Herald Post, a causa de su corpulencia y por la fiereza con la que reprendía a sus jugadores, era capaz de eso y de más, como lo demuestran las impresionantes estadísticas que logró a lo largo de los años y su inclusión en el Hall of Fame en 1997. Dado que en la UTEP necesitaba jugadores y no tenía presupuesto para ficharlos, El Oso y su ayudante se lanzaron a reclutar jóvenes jugadores negros en los suburbios de Nueva York e Indiana. Lo que les podían ofrecer a aquellos muchachos era al mismo tiempo muy modesto y grandioso: un puesto de jugador titular en un equipo donde la victoria lo era todo y una beca para estudiar en la UTEP, una universidad de mineros en medio de la nada. Aquí El Oso y su ayudante tuvieron que recurrir a sus dotes de persuasión y a su paciencia para conseguir formalizar los fichajes, como se refleja en la película “Camino a la gloria” (“Glory road”), basada en la biografía de Haskins.

Unos meses después de su llegada, El Oso perfila una alineación formada por siete jugadores negros y cinco blancos, opción arriesgada para el Texas de entonces. Para sorpresa de propios y extraños, este equipo va derrotando a todos sus rivales. Según se acumulan los éxitos, las reacciones en contra de este equipo multirracial se vuelven más airadas. Se suceden las cartas amenazantes y las pintadas en las habitaciones donde se alojan cuando están de gira. El arma secreta de Hoskins, la herramienta que le permitió forjar quintetos ganadores durante décadas, combinaba lo artesanal con lo espartano, la disciplina con la constancia. Para El Oso lo fundamental era tener jugadores entregados y obedientes al cien por cien, y construir un feroz sistema defensivo y marcar mediante las jugadas más sencillas posibles y repartiendo el juego. Su sistema tenía mucho de marcial: entrenamientos interminables, visita al gimnasio incluso después de regresar de viaje por la noche, castigos colectivos para las infracciones individuales e incluso la prohibición durante años de beber agua durante los entrenamientos, considerando que unas fases preparatorias duras harían que los jugadores estuvieran deseando que llegaran los partidos. Pese a las resistencias internas y las críticas externas, el sistema artesanal y minucioso de El Oso llevó a su equipo muy lejos.

El hecho más destacado fue el mítico partido de 1966 contra la blanquísima selección de Kentucky, dirigida por Adolph Rupp, nombrado entrenador del siglo esa misma temporada y con la entonces joven estrella Pat Riley. Aquel David contra Goliat en la final del torneo NCAA tenía todos los elementos para convertirse en algo épico: el bando de David no sólo estaba integrado por jugadores de un equipo modesto y casi desconocido, sino que aquel quinteto estaba formado íntegramente por jugadores negros en un tiempo en el que los analistas deportivos afirmaban con toda seriedad que los afroamericanos estaban genéticamente incapacitados para aguantar la presión en un partido importante. Años después el propio Haskins trataría de quitarle carga política a su decisión de elegir un quinteto negro, argumentando que él sólo veía chavales con buenas cualidades y no chavales blancos o negros, pero esta explicación en aquellos tiempos de segregación racial no deja de ser una declaración de principios en sí misma. Además, la película Camino a la gloria, basada en la biografía de Haskins, muestra cómo éste decidió poner en cancha sólo a jugadores negros como el último recurso que le quedaba para acallar los comentarios racistas y las amenazas. Los Mineros de El Oso vencieron a la selección universitaria estrella de Kentucky y ya nada volvería ser lo mismo en el baloncesto norteamericano.

Aquel artesano llamado Haskins había desarrollado pacientemente un prototipo nuevo. Un modelo de equipo que parecía imposible o absurdo, pero que funcionó perfectamente, demostrando al mismo tiempo el inmenso potencial de los jugadores afroamericanos y del trabajo duro y también porque mostró que los entrenadores debían atreverse a intentar cosas nuevas. Aquel mítico quinteto titular de 1966 con Bobby Joe Hill, David Lattin, Willie Worsley, Harry Flournoy y Obsten Artis pasó a la historia deportiva y social de Estados Unidos y fue nominado para el Basketball Hall of Fame y recibió su galardón el 7 de septiembre de 2007, justo un año antes de la muerte de El oso.

El registro de éxitos de Don Hoskins es impresionante. En los treinta y ocho años que fue entrenador principal del Texas Western College o University of Texas at El Paso cosechó 719 victorias y sólo encajó 353 derrotas y perdió sólo cinco temporadas de las 39 en las que participó. Además, ganó14 campeonatos de la Conferencia Oeste, cuatro torneos WAC, consiguió meterse en los torneos de la NCAA en catorce ocasiones y participó siete veces en el NIT. Además de esto, el John Wayn del basket universitario fue asistente del entrenador del equipo olímpico de basket estadounidense en 1972. Un detalle final para terminar de caracterizar a este artesano de la época industrial.

Tres años después de la hazaña contra la Universidad de Kentucky, Haskins declinó la oferta para ser el entrenador de los Titanes de Detroit, por un salario de 23.000 dólares (cantidad muy superior a lo que cobraba en la UTEP). Adujo que no podía obligar a su familia a mudarse a una ciudad tan grande, razón a la que algunos comentaristas añaden que el lugar y las instalaciones no le gustaban y que no quería enfrentarse al sector de la afición que pedía que continuase el técnico anterior. A El Oso le gustaba tener su taller en el lugar de siempre y ordenado a su manera. Sólo así podía hacerse responsable del producto que saliera de sus manos.

Don Haskins. Entrenador de baloncesto

 

 

Este artículo está basado en información extraída de las siguientes fuentes:

 

En inglés:

-SCHRADER, STEVE; artículo titulado Don Haskins: A Titan for a day, publicado en Freep.com http://www.freep.com/apps/pbcs.dll/article?AID=/20080909/SPORTS18/809090...

-KNIGHT, BILL varios artículos publicados en la versión digital del periódico El Paso Times; especialmente Heart failure claims basketball legend http://www.elpasotimes.com/haskins/ci_10407516

- Entrada de la Wikipedia en inglés: http://en.wikipedia.org/wiki/Don_Haskins

 

En español:

-PILÁN DE MIGUEL, AITOR Don Haskins: el valor de la voluntad http://basquetbolnacional.blogspot.com/2008/09/don-haskins-el-valor-de-l...

- Martínez Ron, Antonio El partido que cambió el baloncesto http://fogonazos.blogspot.com/2006/10/el-partido-que-cambi-el-baloncesto... en el blog “Fogonazos”.

- Paniagua, Miguel Ángel, El entrenador que sólo quería ganar Gigantes pg 76; 16 septiembre 2008.

- Película Glory road - Camino a la gloria, dirigida por James Gartner con guión de Chris Cleveland y Bettina Gilois, producida por Jerry Bruckheimer y basada en el libro del mismo título que recoge la autobiografía oficial de El Oso, escrita por Dan Wetzel. Se pueden ver algunas imágenes de la película aquí http://www.imdb.com/title/tt0385726/

 

Artículo realizado por Elena Alemany, escritora y periodista para JGBASKET prohíbida su reproducción o copia en cualquier medio salvo permiso expreso y escrito del editor.

 

Creado el: 2009-08-01 01:21:16 +0100

 

Publi: Libros, dvds, figuras y memorabilia de baloncesto en Basketspirit. Especialistas en baloncesto

Comparte este contenido en twitter:

ENCUENTROS EN LA SEGUNDA FASE:
Ideas para la progresión en la planificación físico, técnico-táctica en la competición de formación
 Ideas para mejorar en entrenamientos y partidos. 1ª parte / Estrategia, dirección de partido y detalles. 2ª parte / Cuidado del entrenador y planificación. 3ª parte. / Foco del entrenador. 4ª parte

10 años de baloncesto. JGBasket